01 Jun

El depósito aduanero o DA es un régimen aduanero que permite la utilización de un almacén para guardar las mercancías que han sido importadas sin tener la obligación de pagar ningún impuesto. Es utilizado sobre todo por empresas importadoras que no tienen definido cuál será el destino de la mercancía, ya sea dentro o fuera del país. En este caso, aunque la mercancía está bajo control de las autoridades aduaneras, se podrá acceder a ella y realizar en algunos casos determinadas operaciones con autorización.

¿Quién utiliza este tipo de depósito aduanero?

El depósito aduanero suele utilizarse por empresas que desean mantener la mercancía, (incluso las no pertenecientes a la Unión Europea), en un territorio desde donde transportarlo a otro lugar. Mientras no vendan el producto dentro del país donde se encuentra el almacén, no tienen que pagar IVA o derecho a la importación, lo que supone un gran beneficio.

En cuanto al plazo para retirar la mercancía, es ilimitado siempre y cuando no se encuentren dentro de las excepciones, como es el caso de los artículos perecederos o productos agrícolas que cuentan con un máximo de seis meses para retirarlos.

Debe tenerse en cuenta que algunas mercancías no pueden acogerse al régimen de Depósito Aduanero. Dentro de este caso estarían las mercancías peligrosas o que puedan perjudicar a otras o las que están fuera de la legalidad y no están permitidas de forma temporal o permanente.

¿Cuáles son los beneficios y ventajas del DA?

Existen varias ventajas a la utilización del Depósito Aduanero:

  • Posibilidad de realizar envíos y despachos parciales
  • Plazo ilimitado de almacenamiento en la mayoría de los tipos de mercancías
  • Flexibilidad en la operación
  • Ahorro de costes y seguridad con el control de autoridades aduaneras

En algunos casos también puede permitirse la venta, manipulación, retirada o reconversión de la mercancía.

Tipos de depósitos aduaneros

Existen diferentes tipos de depósito aduaneros en función de la titularidad y responsabilidad:

Depósitos Aduaneros Públicos: son aquellos que se encuentran a disposición de cualquier persona y serían los siguientes tipos:

  1. Aquellos en los que la responsabilidad es de la autoridad aduanera
  2. Los que la responsabilidad recae en el depositario de la mercancía
  3. Aquellos en los que la responsabilidad es compartida

Depósitos Aduaneros Privados: aquellos que están a disposición del depositario. Existen varios tipos:

  1. Cuando el depositario coincide con el depositante y el procedimiento de despacho es el normal
  2. Despacho ficticio utilizado para un caso concreto por el depositante
  3. El despacho se realiza por simplificado de domiciliación. Coinciden depositario y depositante.

El Depósito Aduanero no debe confundirse con el Almacén de Depósito Temporal. La diferencia es que el segundo tipo,(ADT), tiene un plazo máximo de 90 días para resolver las gestiones y por tanto no es recomendable para aquellos casos en los que se necesita un largo plazo o no se conoce cuánto tiempo necesitará almacenarse la mercancía.

¿Cuándo finaliza el depósito aduanero?

Pueden darse 3 supuestos:

Exportación: la mercancía se exporta fuera de la Unión Europea y no pagaría ningún impuesto o derecho.

Despacho a consumo: la mercancía ingresa al país donde se encuentra el almacén y se deberán pagar los derechos arancelarios y el IVA.

Despacho a libre práctica: el bien ingresa a un país donde deberán pagarse los derechos arancelarios pero se venderá en otro donde se cancelará el IVA.

Aunque este tipo de depósito no es exclusivo de la Unión Europea, en otros países sí puede existir una limitación de plazo para retirar la mercancía o alguna diferencia en el tipo de mercancía permitida para almacenar.

Dejar un comentario